Buscar
  • Alto Derma

Que no te engañen, los poros no se cierran

Actualizado: 2 sept 2021

Tenemos la idea de que nuestra piel tiene que ser lisa, sin imperfecciones visibles, ya sea bien por las fotografías en revistas invadidas de photoshop, los filtros fotográficos, el cine, la televisión y los altos estándares de belleza. Te tengo una noticia, la piel tiene textura, tiene forma y vida, es el reflejo de nuestra salud.


No te dejes engañar, los poros no se cierran ni se cerrarán nunca, esto es porque nuestra piel tiene los poros "abiertos" ya que a través de ellos elimina toxinas, grasa, transpira y respira. Si nos ponemos técnicos los poros son pequeñas depresiones, más que verdaderas aperturas de la piel, y pueden contener uno o varios orificios que permiten el paso del sebo protector. Las glándulas sebáceas de la cara, tronco e ingles son más abundantes y esto puede ser la razón de que los poros de la cara puedan parecer más grandes que los de otras zonas. Existe otro tipo de poros en la piel, las aperturas de las glándulas sudoríparas, pero estas no son visibles a simple vista.


Los poros no implican ningún problema para la salud: son normales y necesarios para que el sudor y el sebo puedan depositarse sobre la superficie de la piel. Sin embargo, cuando se dilatan y se vuelven muy visibles, puede deberse a varios factores como el exceso de producción sebácea, contaminación, tabaco, tipo de alimentación, pérdida de elasticidad de la piel, fotoenvejecimiento, cambios hormonales entre otros, lo cual nos deja claro que una vez que se dan a notar no se pueden volver a cerrar, lo único que puede hacerse es AFINARLOS para que no sean tan visibles a la vista.


Por ello más vale prevenir y tomar acciones específicas que te permitan mantener tu piel sana y libre de imperfecciones ya que el poro será más visible si, además, está obstruido por la mezcla de células muertas y oxidación de sebo.

Algunas recomendaciones son las siguientes:

  • No te olvides de lavar tu rostro por la mañana y antes de dormir, se recomienda un limpiador sin jabón ni agentes irritantes, busca el ideal para tu tipo de piel (nosotros te podemos ayudar también), entre menos impurezas tengas en el rostro más fácil será para tu piel respirar, así mismo evita dormir sin desmaquillarte.

  • Mantén tu ropa de cama y las herramientas que utilizas para maquillarte siempre limpias, de igual forma al aplicar tus productos y tratamientos en tu rostro hazlo con las manos limpias.

  • Evita el uso de cremas o productos comedogénicos a concentraciones que puedan obstruir y dilatar los poros (Aceite de Coco, Aceite de Palma, Aceite de Lino). Así mismo trata de no saturar la piel con exceso de tratamientos.

  • Protege tu piel a diario de la radiación solar, esto evitará la aparición de signos de envejecimiento y la pérdida de elasticidad en la piel.

  • Somos lo que comemos, así que una dieta rica en vitaminas, minerales y antioxidantes, ayuda a tu piel muchísimo, así mismo evita los azúcares y bebe al menos 2 litros de agua al día

  • Hidrata tu piel día y noche con productos que contengan ingredientes matificantes y astringentes como el ácido agárico, el ácido salicílico que protegen la piel de imperfecciones futuras y regulan el exceso de producción de sebo.

En Alto Derma contamos con tratamientos y limpiadores especiales para prevenir y afinar los poros visibles, haz contacto para guiarte al mejor producto para tu piel.









2256 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo